Kingston agrega capacidades de 4GB y 8GB a su unidad USB cifrada DataTraveler 2000 con acceso al teclado alfanumérico

Compartir esta nota en las redes sociales

  •  Esas capacidades más bajas contribuyen a una mayor seguridad empresarial al limitar la cantidad de datos que se pueden transportar al exterior de los cortafuegos de la red.
  • Cifrada en hardware AES de 256 bits con disco completo en modo XTS.
  • Las nuevas capacidades se unen a otras unidades USB flash DataTraveler e IronKey de la compañía.

Kingston Technology Company, Inc., el principal fabricante independiente de productos de memoria en el mundo ha añadido las capacidades de 4GB y 8GB a su familia de unidades cifradas USB flash DataTraveler 2000®. Estas unidades con capacidades más pequeñas se unen a los modelos existentes de 16GB, 32GB y 64GB, y todas están certificadas con FIPS-197. Todas las unidades DataTraveler 2000 están cifradas en hardware AES de 256 bits y protección mediante PIN con acceso a través de un teclado alfanumérico integrado.

Las unidades DataTraveler 2000 están diseñadas para profesionales de TI en seguridad global, empresas pequeñas y medianas, y usuarios finales corporativos que requieren protección electrónica de datos. Como las unidades son independientes del sistema operativo, se pueden utilizar fácilmente en entornos de trabajo en los que se utilizan varios dispositivos y sistemas operativos. Cada unidad está protegida con cifrado por hardware AES de 256 bits y no necesitan controladores de software ni de hardware.

“Las unidades de menor capacidad limitan la cantidad de datos que se pueden copiar de una red, lo que hace más difícil transferir grandes cantidades de datos confidenciales a partes no autorizadas en caso de que la unidad se pierda o caiga en manos equivocadas”, dijo Ken Campbell, gerente comercial de unidades USB cifradas, enKingston®. “Como la mayoría de las fugas de datos son resultado de que empleados u otras personas autoricen el acceso a la red de una organización, al copiarse menos datos, menos se pueden filtrar".

La DataTraveler 2000 cuenta con un teclado alfanumérico que permite a los usuarios bloquear la unidad con una combinación de palabras o números para contar así con protección por un código de acceso (PIN) que resulta fácil de usar. Después de 10 intentos de inicio de sesión no autorizados, se inicia un restablecimiento completo de la unidad (que elimina los datos existentes y requiere una nueva contraseña) para disminuir la intrusión con fuerza bruta.  Y para seguridad adicional, se activa una función de bloqueo automático cuando la unidad se retira del dispositivo anfitrión si no ha sido apagada correctamente antes de la expulsión.

Kingston - Una unidad para satisfacer las necesidades de todos

Con la adición de las capacidades de 4GB y 8GB a la línea DataTraveler 2000, Kingston ofrece una amplia gama de soluciones diseñadas para los más altos niveles de uso gubernamental, hasta empresas y organizaciones de todos los tamaños.